Bienvenidos al primer Sábado de Bondad

¡Bienvenidos al primer Sábado de Bondad!

6 de abril de 2019, una fecha que quedará marcada para siempre en la memoria de cuantos pudimos contemplar lo que se vivió en el barrio de la Fuensanta. Más tarde de lo previsto, pasadas poco más de las ocho de la tarde, las puertas del templete que guarda el pocito se abrían para que el Señor de la lágrima en la mejilla se mostrará a Córdoba, dando comienzo así a un día histórico; como si del pocito emanara todo la Bondad de un barrio entero.

Tras el “Himno Nacional de España” el paso del Señor de la Bondad realizaba su primera revirá a los sones de “La Saeta” y “El Principio de un Sueño”, iniciando la jornada tan esperada por los vecinos de su barrio. El día gastaba sus minutos entre la Bondad y los acordes que desde el primer momento sonaban tras el elegante caminar del Señor. Entre las composiciones que sonaron durante la primera parte del recorrido se pudieron escuchar marchas como “Oh Pecador”, “Santa María de la Esperanza”, “Presentado a Sevilla”, “Penas de San Roque”, “La Oración en el Huerto”, “Cristo de la Salud y Buen Viaje” o “A los pies de Sor Ángela”.

Caía la noche y llegó el frío, mientras Nuestro Padre Jesús de la Bondad avanzaba por las calles de su barrio, cuyos vecinos no quisieron dejar de arroparlo durante todo el recorrido, mostrándole así su devoción mientras se seguían escuchando marchas como “La Trabajadera”, “Virgen de las Angustias”, “Virgen de la Hiniesta”, “La música que nos une”, “Coronación”, “Reo de muerte”, “Cinco llagas” y “Estrella, Reina del Cielo”.

Primer Sábado de Bondad

Pero la mala fortuna quiso ser caprichosa y sorprendió con una lluvia que empañó lo que hasta el momento estaba siendo una procesión casi idílica. La procesión se vio obligada a ser tristemente suspendida y que de esta forma, nuestros acordes se callaran y dejaran paso al sonido de la percusión, que marcaba el ritmo para que el Señor de la Bondad llegara cuanto antes de vuelta a casa. Y así lo hizo con una chicotá, que por el triste motivo la cuadrilla del Señor realizó y que todos los presentes, componentes de nuestra banda incluidos, aplaudimos reconociendo el enorme esfuerzo que los costaleros de Nuestro Padre Jesús de la Bondad hicieron para que el Señor llegara lo más pronto posible a los aledaños del Santuario de la Fuensanta.

Y fue aquí donde la lluvia amainó, como si no quisiera empañar los últimos instantes de un día que ya queda en el recuerdo. Fue entonces cuando pudimos contemplar el primer saludo que el Señor de la Bondad le brindó al Santuario, dirigiéndose a Nuestra Señora de la Fuensanta con los acordes de las marchas “Dios está aquí”, “Tu mirada”, “A ti, Dios Padre” y “Aquel día…”. Solo faltaba una última revirá para que todo terminara, para que la misión se viera cumplida y el sueño realizado. Y no podía sonar otra marcha que no fuera “La Misión” para finalizar luego con el “Himno Nacional de España”.

Y así fue como transcurrió un día que no fue el que todos soñamos, pero que nos permitió formar parte de una tarde para el recuerdo.

Desde estas líneas queremos agradecer a la Pro-Hermandad de Ntro. Padre Jesús de la Bondad por permitirnos poner la música en un día histórico para todo el barrio de la Fuensanta. A partir de ahora podremos decir que nosotros vimos y participamos en la primera salida procesional del Señor de la lágrima en la mejilla. Bienvenidos al primer Sábado de Bondad.