El Legado de los Músicos de Dios

El Legado de los Músicos de Dios

El Legado de los Músicos de Dios

Una nueva Semana Santa llama a las puertas de Córdoba.

Y de nuevo falta la gente en sus calles, la cera en los zaguanes, los candelabros de cola en las revirás, los capirotes por las callejas, las mantas de marchas en las plazas… Una vez más, falta el latir de nuestra pasión infinita.

Tan solo nos queda el Legado de una tradición ferviente por nuestra más ancestral tradición. Tan solo nos queda un Legado de fajas y costales, de esparto y alpargatas, de cornetas y tambores.

Tan solo nos queda el legado la Gracia de Dios en nuestros adentros; el de mantial de fuente Santa que rebosa Bondad en el pocito; el del Silencio de todo un barrio encarnado de amor; el de un pueblo que se postra ante la Coronación del Señor.

Nos queda el legado de toda una legión de ángeles capitaneada por María Auxiliadora que eleva al Divino Salvador; un legado grabado en el firmamento del Santo Reino y que por nombre lleva “AMOR”. El legado de un dios Crucificado en un mar de saetas alpargateñas, de un océano de vítores clamando a la que es Madre y Reina Coronada de Vélez. Un Legado que verá la Luz en Santa Marina cuando triunfante se alce la Resurrección y la Vida.

Este es el legado de nuestra devoción, el legado de nuestra oración hecha pentagrama, de nuestro rezo transformado en poesía del pueblo. Este es el legado que durante nuestra andadura se ha ido fraguando y formando en el corazón del Alpargate.

Este legado es el que esta semana nos hará soñar con un mundo libre de pandemias, enfermedades y muerte, este es el legado que perdurará más allá de los tiempos.

Este es…

EL LEGADO DE LOS MUSICOS DE DIOS