Músicos de Dios

MÚSICOS DE DIOS

Músicos de Dios

Dos años de pandemia, dos años de ausencia de los sones de los MÚSICOS DE DIOS por la Semana Santa de Córdoba.

Este año, si Dios quiere, esa ausencia será enterrada para no volverse a repetir nunca más. De esa ausencia nace, en el seno de nuestra banda, concretamente de las manos y el corazón de Guillermo Ruiz, un himno triunfal, un grito desesperado que anuncia primavera y el regreso imperioso de la música de Cristo de Gracia, el regreso de los MÚSICOS DE DIOS.

Dicha composición, incluye en sus entrañas diferentes motivos rítmicos y melódicos tomados de 3 marchas dedicadas al Cristo de Gracia, para dar sentido al nombre «Músicos de Dios».

El pasacalles comienza con un primer tema que se expone en forma de fanfarria, de carácter alegre y festivo, buscando sugerir la llegada triunfal de la agrupación; este primer tema se caracteriza por su fuerza y brillantez. Tras el inicio lleno de potencia, el segundo tema aparece en una dinámica piano, más suave y elegante; esta melodía es la primera que nos sugiere una de las marchas dedicadas al Señor, en este caso el «Himno al Cristo de Gracia», donde la melodía del solo es invertida para dar vida a este motivo melódico que poco a poco va desarrollándose.

En el desarrollo de este tema, que va aumentando progresivamente de intensidad, y antes de volver a la reexposición del tema principal, aparece en forma de llamada de corneta, un motivo rítmico característico de otra marcha dedicada a nuestro Cristo de Gracia, «A ti, Dios Padre».

Como final, vuelve a aparecer la fanfarria del inicio, cambiando su última parte, para incluir el característico final de otra de sus marchas, «La Cruz del Nuevo Mundo». Concretamente de ese final inspirado en La Cruz del Nuevo mundo, emerge el origen significativo de su título.

Fue en Septiembre de 2018 cuando por primera vez se escucha el designio de «Músicos de Dios», cuando el Capataz de nuestra Cofradía, Curro Carrión, nos deleitaba con unas emotivas palabras a nuestra formación, apelándonos con dicho título en su pequeño sermón.

Desde entonces, ese título cala dentro de nuestra formación, usándose en videos promocionales, redes sociales e incluso entre los miembros de nuestra formación, a modo de «grito de guerra» entre los componentes. Grito que aún toma más sentido en la pandemia, cuando nuestros sones se ahogaban pidiendo a gritos poder elevarse en forma de oración tras los Titulares a los que acompañamos.

Y ahora, a 10 días de volver a vivir una nueva Semana Santa, no podemos sino volver con este himno que anuncie triunfante, a paso firme y a marcha ligera, la llegada de nuestra Agrupación Musical a cada actuación, la llegada de la Legión de los MÚSICOS DE DIOS.