Entrevista a Lorena y Cristina Bueno Serrano | Componentes de la Agrupación Musical Cristo de Gracia

Entrevista a Lorena y Cristina Bueno Serrano | Componentes de la Agrupación Musical Cristo de Gracia

Entrevista Lorena y Cristina Bueno

Continuamos con la sección de entrevistas a personas del día a día de nuestra Agrupación Musical, la cual comenzamos con la iniciativa del #quédateencasa. Hoy os traemos una entrevista más que especial ya que se trata de… ¡Una doble!

Lorena y Cristina Bueno, hermanas y componentes de la Agrupación Musical, respectivamente, trombón y trompeta. ¿Qué nos contarán?

  • Para comenzar, ¿cuándo y por qué decidisteis formar parte de la Agrupación Musical?

Lorena: Mi andadura en este sueño comenzó hace algo más de cinco años ya. Me gustaba mucho la música cofrade y, como pertenecía a la Hermandad desde pequeña, ya conocía la existencia de la Agrupación. Nunca me había atrevido a acercarme más de cerca al mundillo, pero gracias a una buena amiga, componente de la misma banda, que me animó y me acompañó, decidí empezar a formar parte de la formación. 

Cristina: Fue hace poco más de un año, en septiembre de 2018. Hace unos años mi hermana decidió adentrarse en el mundo de la música cofrade de la mano de la A.M. Cristo de Gracia. Eso hizo que yo tuviera un vínculo tras llevarla a los ensayos y seguirla desde más cerca. Tenía muchas ganas de entrar a formar parte de ellos, pero por temas laborales no podía dedicarle tiempo, y fue cuando hace poco más de un año hablé con Manuel Roldán y le pregunté si había un hueco para mí, a lo que me contestó que sí, y fue ahí cuando cambió mi vida totalmente, nunca olvidaré lo que sentí en aquel momento y la ilusión que me hizo. 

  • ¿Qué significa para vosotras la Hermandad del Cristo de Gracia? 

Lorena: En mi familia somos hermanos de la Hermandad desde hace muchos años, pero entrar en la formación me ha permitido acercarme mucho más a la Hermandad y al Señor. Estoy siempre muy orgullosa por la gran labor social que nuestra Hermandad lleva a cabo todos los años. Son un gran símbolo de humildad, solidaridad y amor al prójimo.

Cristina: Mi hermana quizás no lo vivió igual ya que era muy pequeña, pero todo empezó por mi padre y mi tío que formaban parte de la Hermandad. Mi padre le pidió ayuda por algo que estaba pasando al Santísimo Cristo de Gracia, y desde entonces formamos parte de la Gracia del Señor. No hay palabras para explicar lo que siento cuando estoy delante de Él… 

Entrevista Hermanas Bueno
  • ¿Cuánto de especial llega a ser compartir esta afición con tu hermana? 

Lorena: Mi hermana y yo tenemos un vínculo muy especial y poder compartir este trocito tan importante de nuestra vida es algo increíble. Yo empecé mi camino unos años antes y ella siempre me ha estado siguiendo desde cerca, pero sin duda poder compartir todos los buenos momentos que nos brinda la música nos ha unido aún más. 

Cristina: Para mí ha sido el principio de un sueño, es un sueño hecho realidad el poder compartir con ella esta experiencia, esta faceta de nuestras vidas. Ambas estamos muy unidas, y poder compartir esta afición es inmejorable. Levantarte un día de concierto y preparar juntas todos los detalles, compartir opiniones, girar la cabeza y ver que mi hermana está detrás mía tocando, compartir ensayos, viajes, pero sobre todo amar y disfrutar con la música.

  • Si hicierais una pequeña reflexión del antes y después de decidir entrar en la Agrupación Musical, ¿ha cambiado mucho vuestro día a día? 

Lorena: Mi vida dio un giro y ya no concibo una tarde sin ensayo, una cuaresma sin conciertos los fines de semana y mucho menos una Semana Santa sin mi trombón y mi traje puesto. Desde siempre viví el Jueves Santo como un día muy especial, pero desde que formo parte de la banda esa ilusión soy capaz de vivirla todo el año.

Cristina: Por supuesto, ha cambiado tanto la rutina como mi vida personal. El organizar mi vida para no tener que faltar a ningún ensayo, el ser constante y dar siempre lo mejor de mí, y por supuesto todo lo que me cambió la vida al entrar ahí, sentir que cuando tocas nada más existe y disfrutar con la música. Solo pienso en el siguiente ensayo, la siguiente marcha y tener mi trompeta a punto.

 

  • ¿Cómo definiríais el compañerismo que existe en la Agrupación? 

Lorena: Todavía recuerdo mi primer día en la formación. Una pequeñaja tímida rodeada de gente que se conocía, que sabía cómo hacer la cosas. No tardé mucho en sentirme una más, mis compañeros me acogieron y me ayudaron siempre. La gente ha ido y ha venido con el tiempo, pero yo siento que he podido aprender algo de todos. Formar parte de los bajos es algo muy “guay” porque tenemos muy buen rollo y un compañerismo excelente. Siempre hay alguien que tiene tiempo para contar un chiste y hacer reír a los demás. 

He conocido a mucha gente con la que he sido capaz de forjar una amistad y miles de recuerdos inolvidables que la música y el Señor nos ha ofrecido y eso creo que es de lo que más estoy agradecida. 

Cristina: Pues gracias a la ayuda de mis compañeros y de mi director musical he conseguido llegar a donde no pensaba llegar, he conseguido confiar en mi misma gracias a ellos y saber que puedo conseguir lo que me proponga luchando como hasta ahora y con esfuerzo, desde que entré me han ayudado en todo momento tanto musicalmente como personalmente. He conocido a personas extraordinarias que a día de hoy son amigos. Es una banda en la que la mayoría siempre aportan su grano de arena y todos colaboran, ya sea para ayudar en la Hermandad o para organizar algo, gracias a ellos se pueden disfrutar de muchas cosas.  

  • Lorena, como responsable de los bajos de la Agrupación, ¿cómo afrontas esta responsabilidad? ¿De qué te encargas? 

En los bajos soy un componente más que intenta ser un medio entre los demás componentes y la dirección de la banda, ya que somos muchos y hay que organizarnos de alguna manera.  

Mi función consiste en ayudar un poco en el tema de pasar la lista de la gente que asiste a los eventos de la Agrupación, mantener la formación en la calle, informar de las marchas que vamos a tocar, informar si ocurre algún problema, etc.

  • Cristina, esta hubiera sido tu segunda Semana Santa como trompeta en la Agrupación, ¿cómo se afronta que, por segundo año seguido, no puedas acompañar a nuestro Titular?

Uff… Esta pregunta ha dolido un poco… Pues da rabia que sólo me quede tocarle a nuestro Titular. Esperaba con ansia esta Semana Santa, pero por las causas que todos sabemos no ha podido ser, todos debemos entender que es lo más sensato dada la situación. 

He sido muy positiva en cuanto a la banda y pienso que va a ser otro gran año de ensayos y de ilusión, y que el próximo año me quitaré la espinita que tengo clavada y disfrutaré como la que más acompañando a nuestro Señor. No pierdo la ilusión, al revés, continúo con muchas ganas, dándolo todo con mi trompeta para mejorar y seguir disfrutando. 

Lorena Bueno
Cristina Bueno
  • ¿Podéis contar un momento especial en la Agrupación? ¿Y en la Hermandad? 

Lorena: Mi mejor momento, formando parte tanto de la Agrupación como de la Hermandad, fue mi exaltación al Santísimo Cristo de Gracia. No tengo duda alguna de que no voy a volver a vivir un momento tan especial. La Hermandad y mis compañeros me brindaron la oportunidad de dedicarle unas palabras a nuestro Cristo y ha sido algo muy gratificante. Momentos antes de subir a hablar lloraba mirando al Señor y cuando me vi al lado suyo, todos mis nervios y temores se fueron y solo quedó su amor, su Gracia y mis palabras de agradecimiento por todo lo que me había dado.

Cristina: Es difícil elegir un momento especial, ya que, tras tantos años, he vivido muchas cosas buenas, pero si tengo que elegir uno en la Hermandad es el último año que llevé mi túnica y mi cubre rostro junto con mi hermana, antes de que ella se trasladara a la banda. Viví ese año como ninguno y lo recuerdo con mucho cariño, ambas disfrutamos de nuestra estación de penitencia ya que fue un año duro por la pérdida de alguien importante que sé que nos acompañó en todo momento, quizás por eso sea muy especial.  

Y un momento especial en la banda, a día de hoy y sin duda alguna, fue el pasado Jueves Santo en el portón tocando el Himno al Cristo de Gracia, mientras el cielo negro nublaba mi ilusión y la de muchas personas y veía cómo por momentos dejaba de ver mi partitura a causa de mis lágrimas… Me emocioné mucho y es algo que recuerdo con mucho cariño.

Entrevista realizada por:

Esther Cayuelas González

Componente de la Agrupación Musical

Bajos CDG